Replanteando Dogmas

x-default

LA REALIDAD DE NUESTRA VIDA

Video introductorio al tema

 

DIOS…

En los días de mi más remota antigüedad, cuando el temblor primero del habla llegó a mis labios,

subí a la montaña santa y hablé a Dios, diciéndole:

 

-Amo, soy tu esclavo. Tu oculta voluntad es mi ley, y te obedeceré por siempre jamás.

 

Pero Dios no me contestó, y pasó de largo como una potente borrasca.

 

Y mil años después volví a subir a la montaña santa, y volví a hablar a Dios, diciéndole:

 

-Creador mío, soy tu criatura. Me hiciste de barro, y te debo todo cuanto soy.

 

Y Dios no contestó; pasó de largo como mil alas en presuroso vuelo.

 

Y mil años después volví a escalar la montaña santa, y hablé a Dios nuevamente, diciéndole:

 

-Padre, soy tu hijo. Tu piedad y tu amor me dieron vida, y mediante el amor y la adoración a ti heredaré tu Reino.

Pero Dios no me contestó; pasó de largo como la niebla que tiende un velo sobre las distantes montañas.

 

Y mil años después volví a escalar la sagrada montaña, y volví a invocar a Dios, diciéndole:

 

-¡Dios mío!, mi supremo anhelo y mi plenitud, soy tu ayer y eres mi mañana. Soy tu raíz en la tierra y tú eres mi flor en el cielo; junto creceremos ante la faz del sol.

 

Y Dios se inclinó hacia mí, y me susurró al oído dulces palabras. Y como el mar, que abraza al arroyo que corre hasta él, Dios me abrazó.

 

Y cuando bajé a las planicies, y a los valles vi que Dios también estaba allí.

 

 

KHALIL GIBRÁN

Al principio del poema nos muestran al Dios que nos crearon; al final del poema, conocemos al Dios que nos creó realmente … Yo vibro en resonancia con la Eterna Consciencia, yo creo en el Dios que me creó.

Este proceso, está dispuesto sobre bases originales que van a activar  lo que ya está en nuestro interior concebido por el ETERNO HACEDOR.  En forma de cadenas de ADN y memoria cognoscitiva  ancestral. Es construir, porque aunque quisiéramos reformar, derribar o reconstruir las viejas edificaciones no podríamos hacerlo sin tener efectos fantasmas  de correspondencia con cosas arcaicas, rígidas y faltas de frescor que se convirtieron en letra muerta. La tarea es erigir de nuevo sobre bases naturales acordes a la existencia implicando las leyes del universo en cada una de sus columnas, tales como: Acción y Reacción, Causa y Efecto, Ying y Yang, etc. Pudiendo así, recobrar el significado y la sincronía con la existencia como el gran ente vivo que ésta es.

Es importante aclarar, hermano practicante de cualquier religión en el mundo, que si tu dogma te enaltece y te permite el encuentro contigo mismo, que a fin de cuentas es lo que buscas, y te convierte en un ser universal, llegando a ser un todo en plenitud, y te ayuda a dejar de ser un mendigo espiritual, alcanzando un profundo respeto por la existencia y sientes en el ahora, una suprema satisfacción en todas y cada una de tus fases. Entonces, hermano mío, estas en casa.

Pero si por el contrario, tu estadía allí está dada por el grado de alienación, ignorancia, represión y castración conjuradas para el beneficio de una clase jerárquica que son la mafia del alma. Élite que está en franca contraposición con grandes seres como Jesús, Mahoma y Buda entre otros. De ser así, esta situación  nunca te llevará a un verdadero despertar de conciencia;  porque es ahí, ahora, donde tu búsqueda… apenas comienza.

Replanteamiento…

La casa permanece vacía, tú permaneces vacío. Nada entra en la casa, toda la riqueza  permanece afuera, no hay ninguna forma de ponerla adentro. Y la pobreza está adentro, si estuviera afuera no habría ningún problema.  Si sintieras el vacío afuera, entonces podrías  haberlo llenado con coches, casas, caballos, lo que sea. Pero el vacío está adentro, se siente adentro, y te percibes internamente sin un significado. No es el hecho de que tener una gran casa te esté generando el problema, es que te sientes completamente sin significado y las preguntas surgen y te inquietan: 

1

¿Para qué haz venido a este planeta?

2

¿Eres realmente feliz en tu vida?

3

¿Haz descubierto el sentido de tu existencia?

Reflexionarás y no podrás retroceder, todo el tiempo que has desperdiciado no lo puedes recuperar y ahora sientes el dolor, el sufrimiento de una vida mal empleada  y tus manos vacías. Este vacío es interno y no lo puedes llenar con nada que puedas conseguir en el mundo; a menos que te alcances a ti mismo.

No es que haya ningún problema con el hombre rico, pues la abundancia no es algo erróneo, la misma naturaleza  es abundante y prolífera en el aporte de lo necesario. El caso es que uno ha desperdiciado su vida acumulando cosas del mundo, y ha faltado a la cita consigo mismo, con tu ser interno.

El punto básico en la religión no es el Tener o el Hacer, el asunto es qué ser. ”El ser” significa tu centro interior intangible, lo no material y  ”Hacer” significa tus actividades externas, la relación con los otros, con el mundo; “El ser” quiere decir Tú tal como eres. Es aquí donde nos equivocamos cuando nace un ser como Krisna, Buda, Jesús; Ellos hablan a cerca del Ser, pero los escuchamos e interpretamos como si  hablaran  del Hacer.

Ellos hablan del ser auténtico, y esto es tan importante, porque el hombre promedio no es real pues vive en falsedad. Así que cualquier cosa que vaya a hacer será falsa.

Si oras, orarás por motivos errados; si ayunas, ayunarás por motivos errados, si amas amarás  por motivos errados usando al otro en nombre del amor para satisfacer tu ego; Y en el amor no hay ego, y todo ello sucede porque tu ser está errado. El asunto es cómo estar correcto en tu ser. Si está correcto, entonces cualquier cosa que hagas  automáticamente estará correcta, pero si tu ser no está correcto, no está centrado, no está en conexión, no sera auténtico, entonces cualquier cosa que hagas estará errada.

¿Puedes orar? Puedes ir al templo, eso es fácil, pero no podrás orar y simplemente puedes  engañarte que estás orando. Y pedirás algo, exigir o quejarte; tienes deseos y Dios puede ayudarte a satisfacerlos, vas en calidad de  mendigo, y orar nunca será mendigar. Orar sólo  puede ser un agradecimiento, una expresión de gratitud. La oración es el clímax de tu felicidad.

Dios no es una persona esperándote en alguna parte, ni una maquina cósmica de conceder deseos y mucho menos, un padre castigador listo a reprenderte.

Dios es una revelación en el mundo, manifiesta en la existencia misma como un todo creador.

Cuando la mente está en silencio, libre, clara, fresca, virgen; con una mente virgen Dios está en todas partes. Pero tu mente está muerta, por eso no lo sientes a EL, el ser está vivo, pero tu mente la has matado a través de un proceso consciente de pautas erradas que fluyen de tu ser oscilantes entre los extremos; en donde lo correcto es el camino del centro. En nuestra mente por ejemplo, tenemos que ser inmorales o moralistas, y somos incapaces de simplemente trascender por encima de los prejuicios y ser amorales. Así sucesivamente con todas las ideas que cruzan por nuestra mente fomentando tensión y conflicto, llevándonos lentamente a la neurosis o la esquizofrenia.

Siempre ubicados en contra de la corriente, en la postura más difícil, lejos de percatarnos que el camino está en dejarnos llevar por el influjo de la corriente  emanada del mismo nagual   universal, que no es otra cosa más que la misma consciencia creadora.

El tiempo de las religiones ya ha pasado,

es tiempo de reconexión directa sin intermediarios,

Es tiempo de despertar y evolucionar